Blog

La leyenda de la Virgen de los Reyes

Virgen de los Reyes SevillaTodo el mundo sabe que cada 15 de agosto de buena mañana sale en procesión la Virgen de los Reyes, patrona de Sevilla. Pero... ¿conocéis su historia? Cuenta la leyenda que durante el cerco a la ciudad de Sevilla por Fernando III El Santo, éste tuvo un sueño en el que la Virgen le ayudaba a ganar la batalla. Al despertar, elmonarca sintió deseos de poseer una figura que la representara con fidelidad.

Diversos imagineros lo intentaron sin éxito hasta que aparecieron dos hombres de bello rostro y lo convencieron de que serían capaces de plasmar su sueño en una imagen. Los dos se fueron a un cerro para empezar su trabajo y, viendo el rey que no tenía noticias de los artistas, fue a buscarlos acompañado con su escolta. Al llegar, los hombres habían desaparecido, pero allí se encontraba la imagen de la Virgen de los Reyes, tal y como el rey había soñado. En ese momento, el rey achacó tal obra a dos ángeles.

En realidad, esta imagen es una de las denominadas vírgenes fernandinas, tallas de origen francés del siglo XIII que trajo consigo Fernando III. En la Catedral de Sevilla hay algunos ejemplos más, como la Virgen de las Batallas, situada en la sacristía mayor.

(Foto: sevillatequiero.blogspot.com)

Curiosa inscripción en El Salvador

La historia de la ciudad de Sevilla muchas veces se escribe en los rincones más insospechados. Seguro que habéis pasado mil veces por delante y muchos no habéis reparado en la placa que hay en la fachada de la Iglesia del Salvador, en la esquina con la calle Villegas, al principio de la Cuesta del Rosario. En ese punto, bajo una gran cruz, hay una lápida de mármol que data de 1714 con una inscripción muy curiosa. Se trata de una orden del siglo XV promulgada por el rey Juan II de Castilla (y de Sevilla), en la que se obliga a toda persona a arrodillarse al paso del Corpus. No ‘hincar la pierna’ ante el Santísimo sería penado con la pérdida de la cabalgadura o con el pago de 600 maravedíes, si era cristiano. En caso de ser musulmán, la pena sería de prisión. La lápida dice así:

Fachada Iglesia El Salvador Calle VillegasEL REY DON JUAN, LEY II. EL REY I TODA

PERSONA QUE TOPARE EL SANTICIMO

SACRAMENTO SE APEE AQUNQUE SEA EN EL LODO,

SO PENA DE 600 MARAVEDISES DE AQUEL TIEMPO

SEGÚN LA LOABLE COSTUMBRE DE ESTA

CIUDAD, O QUE PIERDA CABALGADURA

SU FUERE MORO DE 14 AÑOS ARRIBA

QUE HINQUE LAS RODILLAS O QUE PIERDA

TODO LO QUE LLEVARE VESTIDO,

Y QUE SEA EL QUE LE ACUSARE.

SE PUSO ESTA LOZA POR LA ARCHICOFRADIA

DEL SANTISSIMO SACRAMENTO DE ESTA

IGLESIA COLEGIAL, AÑO DE 1714.


Sevilla en la revista L'Express Styles

La revista femenina Styles del semanario francés L'Express publicó hace unos meses un reportaje dedicado a la ciudad de Sevilla. Para todos aquellos que se lo perdieron (y que saben francés) os recordamos los diez placeres de Sevilla, las 10 cosas que se deben hacer para sentirse sevillano, según esta publicación.

La Casa de las Sirenas

casa de las sirenas sevilla centro cívico distrito antiguoEn la segunda mitad del siglo XIX, el marqués de Esquivel, Lázaro Fernández de Angulo, ordenó construir un palacio en la zona de Sevilla por la que la “gente bien” de la época solía pasear. Su nombre original no fue la Casa de las Sirenas, sino ‘El Recreo de la Alameda’ y se alzó sobre un terreno de 1.800 metros cuadrados. Sobre esta superficie, se elevó una edificación de estilo francés, con un espacioso jardín y verja de hierro, dos plantas y una buhardilla con mansardas con tejas de pizarra planas.

casa de las sirenas 1959 sevillaEl arquitecto Joaquín Rodríguez Ayarragaray fue el encargado del proyecto, que se inició en 1861 y finalizó en 1864. El edificio contaba con un patio central y jardines afrancesados, aislados del exterior por un muro culminado por motivos románticos. En las rampas laterales que daban acceso a la puerta principal se colocaron dos grandes sirenas de bronce sobre pedestales, y otras menores en las jambas de la portada, que dieron origen al nombre popular de 'La Casa de las Sirenas'. Habia además dos edificios anexos que se usaban de caballerizas o almacén.

casa de las sirenas en ruinas sevillaSeis años después de finalizar la construcción, el marqués de Esquivel vendió la casa. Desde entonces y hasta hace unos años, la Casa de las Sirenas ha tenido diferentes dueños (llegó a ser incluso una casa de citas). En la década de 1980, su estado de abandono fue tal que incluso llegaron a derrumbarse algunos tejados y parte de la fachada. Además, robaron las rejas de la portada principal y las famosas sirenas, que posteriormente fueron localizadas en Castilleja de la Cuesta, en el chalet de un conocido anticuario.

Desde su construcción, la Casa de las Sirenas siempre ha estado rodeada de misterio. A lo largo de los años, distintos habitantes del edificio aseguran haber visto extrañas figuras y haber oído golpes, pasos y murmullos. Los vecinos dicen que en la casa habitaba un fantasma. Al parecer, según explica Pepe Becerra en su blog http://leyendasdesevilla.blogspot.com.es, cuando la acaudalada familia Portilla habitaba allí, uno de sus descendientes podría haber estado confinado dentro de la vivienda hasta el día en que murió. La causa del encierro podría haber sido su condición homosexual, de ahí que hubiera optado por una vida de reclusión en su propia casa, como una especie de penitencia autoimpuesta.

casa de las sirenas sevillaOtra versión afirmaba que el enclaustramiento no había sido voluntario, sino que fueron sus propios familiares los que, temerosos de que el "pecado" de su pariente saliera a la luz pública, lo encerraron. Hay quienes afirman que además lo tenían atado para que no se escapase. No se sabe si su muerte fue natural o provocada, pero todos coinciden en que el supuesto fantasma que habitaba la casa era el suyo.

En 1992 el Ayuntamiento de Sevilla adquirió el inmueble y emprendió su reconstrucción, como una réplica de la original. Actualmente, el edificio es la sede del Centro Cívico del Distrito "Casco Antiguo", y en él se realizan numerosas actividades culturales: conferencias, conciertos, exposiciones, etc. Sin embargo, los actuales guardas de seguridad aseguran seguir percibiendo sucesos extraños, e incluso alguno aseguró haber visto una figura etérea en las caballerizas. Definitivamente, la nueva funcionalidad de la Casa de las Sirenas no ha hecho desaparecer los hechos sin explicación.

El Costurero de la Reina

Cuando el rey Alfonso XII venía a Sevilla se alojaba en el Alcázar, aún hoy residencia real. Los días que no tenía que ir a San Telmo, se quedaba por la mañana en su despacho del Alcázar reunido con sus ministros. Pero, en torno al mediodía interrumpía su trabajo: era la hora de su ejercicio de equitación. El monarca montaba un caballo y salía por el postigo del Alcázar, que daba a la Huerta del Retiro y al Prado de San Sebastián.

costurerodelareinaSin embargo, el joven rey desobedecía las indicaciones de su profesor de equitación, metía espuelas y, rodeando las tapias de San Telmo, se acercaba al pabellón de guardabosques, donde María de las Mercedes estaba cosiendo. Alfonso XII se escapaba para pasar tan sólo unos minutos junto a su prima, sentados en la salita de costura, siempre bajo el control de una vieja aya. Merceditas, enamorada, se cosió en ese pabelloncito de guardabosques gran parte de su ajuar.

Finalmente, Alfonso y María de las Mercedes se casaron, pero la felicidad les duró bastante poco porque, al poco tiempo de llegar a Madrid de la luna de miel, Merceditas cayó enferma. Los médicos se alarmaron porque no paraba de toser y, para quitarla del frío del Palacio de Oriente, la mandaron a reponerse a Sevilla. En la capital hispalense pasó una temporada, intentando que el sol de Andalucía aliviase su dolor

Merceditas salía a pasar por las mañanas hacia el pabelloncito, el costurero, y allí se distraía cosiendo. Pero no lo conseguía: estaba muy triste. Al ver Alfonso XII que su esposa no mejoraba en Sevilla, la llevó a Sanlúcar de Barrameda, sin embargo el mar tampoco logró lo que el sol sevillano no pudo conseguir. Y Merceditas, muy enferma, tuvo que regresar a Madrid, donde finalmente murió.

fotograma de la película ¿Dónde vas Alfonso XII?El último lugar de Sevilla que la Reina María de las Mercedes quiso ver fue el costurero, la casita del guardabosque, ese pabelloncito con jardines donde termina San Telmo y empieza el Parque de María Luisa, que desde entonces se llama 'El Costurero de la Reina'.

La historia de amor que tuvo como escenario el Costurero de la Reina de Sevilla inspiró la popular película '¿Dónde vas Alfonso XII?' (1959), protagonizada por Vicente Parra y Paquita Rico, así como numerosas canciones como el 'Romance de la Reina Mercedes', compuesto por Quintero, León y Quiroga, un tema que fue interpretado por algunas de las grandes de la copla, como Marifé de Triana o Concha Piquer.