Paseo por 5 calles de Sevilla y el origen de sus nombres

Pasear por Sevilla puedes ser una experiencia muy intensa. Tanto que posiblemente no te pares a mirar los nombres de sus calles y, mucho menos, a averiguar cuál es el origen del nomenclátor. Por eso, hoy te propongo un paseo por el centro de la ciudad deteniéndonos en el origen de los nombres de varias calles muy conocidas.

calle-alemanes-sevillaComenzamos nuestra ruta en la Avenida de la Constitución, a la altura de la calle Alemanes, el origen de cuyo nombre parece bastante obvio ¿no? Esta vía, en el lateral de la Catedral de Sevilla, lleva este nombre desde el siglo VII por ser el lugar elegido por los mercaderes alemanes de la época para abrir sus negocios. En la actualidad, siguen existiendo muchos comercios y restaurantes, fundamentalmente dirigidos a los turistas, pero antes, en el siglo XV, existía allí un cadalso en el que se ajusticiaba a los condenados por la Inquisición. También se llegaron a celebrar autos de fe a principios del siglo XVI. Existían dos retablos, uno de la Inmaculada y otro de Jesús de la Cruz, que aún se pueden ver en las gradas de la Catedral.

calle-placentines-sevillaSeguimos caminando por esta calle, contemplando, a un lado, la impresionante Puerta del Perdón, recientemente restaurada, y dejando al otro, el modernísimo Hotel EME. Al final de la calle, giramos a la izquierda y enfilamos la calle Placentines.

Para averiguar el origen del nombre de esta calle, hay que remontarse a la época de la Reconquista, cuando el rey Fernando III El Santo la cede a los ciudadanos de Placencia, una ciudad italiana de la Lombardía (no confundir con nuestra Plasencia), que ayudaron al rey en las batallas para dominar Andalucía.

Calle-francos-sevilla

Dejamos la Giralda a nuestras espaldas y continuamos nuestro caminor hasta llegar a la calle Francos. Existe una creencia popular que dice que este nombre proviene de los franceses que se instalaron en esta calle, pero históricamente el nombre de Francos viene de 'franquicias', es decir, los negocios que proveían a la armada de Fernando III que se encontraban en esta calle y que estaban exentos de tributos. Se puede decir que era “zona franca de impuestos”, a diferencia del resto de los negocios que debían pagar a la hacienda Real.

calle-pajaritos-sevillaNuestro paseo se detiene a la altura de la tienda oficial del Sevilla FC, que hace esquina con la calle Pajaritos. Encaminamos nuestros pasos por aquí para descubrir que esta calle lleva este nombre desde el año 1665 pues aquí se encontraba una famosa taberna con este nombre que incluso es citada por Tirso de Molina en su obra ‘El burlador de Sevilla.

calle_abades-sevillaAl final de la calle Pajaritos, seguimos nuestro paseo hasta encontrar la calle Abades, así llamada porque era donde residía la mayor parte de los canónigos de Sevilla. Se trataba de una zona residencial cerrada al público y en ella podemos encontrar uno de los edificios más notables que podemos encontrar en la ciudad: la Casa de los Pinelo.

Nuestro paseo nos llevará hasta la calle Mateos Gago para que, al bajarla, podamos seguir disfrutando de las espléndidas vistas de la Giralda de Sevilla. 

Escribir un comentario

Condiciones de los Comentarios

No se permiten comentarios ofensivos, los insultos, las críticas destructivas, con pocos o nulos argumentos, y los ataques personales. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o 'spam'. Se agradece un correcto uso de la ortografía (con todas sus letras y signos de puntuación si puede ser, por favor) y de las mayúsculas (en Internet escribir con mayúsculas equivale a GRITAR).

Eliminación de Comentarios

El autor del sitio se reserva el derecho de eliminar o modificar (si fuese el caso se dejaría una nota en el comentario haciendo saber que se ha modificado) cualquier comentario:


* Sexista, racista, homófobo o discriminatorio, según lo establecido por las leyes españolas.
* Insultante o difamatorio para cualquier persona o minoría.
* Con 'spam' o publicidad.
* No relacionado con el contenido del artículo.
* Con intención de crear discordia (trolls).
* Cualquier comentario que el autor del blog considere pertinente por su contenido así como la forma.


En el caso de que alguien incumpla estas condiciones reiteradamente podría llevar a vetarlo en los comentarios.


Código de seguridad
Refescar