Error

Curiosa inscripción en El Salvador

La historia de la ciudad de Sevilla muchas veces se escribe en los rincones más insospechados. Seguro que habéis pasado mil veces por delante y muchos no habéis reparado en la placa que hay en la fachada de la Iglesia del Salvador, en la esquina con la calle Villegas, al principio de la Cuesta del Rosario. En ese punto, bajo una gran cruz, hay una lápida de mármol que data de 1714 con una inscripción muy curiosa. Se trata de una orden del siglo XV promulgada por el rey Juan II de Castilla (y de Sevilla), en la que se obliga a toda persona a arrodillarse al paso del Corpus. No ‘hincar la pierna’ ante el Santísimo sería penado con la pérdida de la cabalgadura o con el pago de 600 maravedíes, si era cristiano. En caso de ser musulmán, la pena sería de prisión. La lápida dice así:

Fachada Iglesia El Salvador Calle VillegasEL REY DON JUAN, LEY II. EL REY I TODA

PERSONA QUE TOPARE EL SANTICIMO

SACRAMENTO SE APEE AQUNQUE SEA EN EL LODO,

SO PENA DE 600 MARAVEDISES DE AQUEL TIEMPO

SEGÚN LA LOABLE COSTUMBRE DE ESTA

CIUDAD, O QUE PIERDA CABALGADURA

SU FUERE MORO DE 14 AÑOS ARRIBA

QUE HINQUE LAS RODILLAS O QUE PIERDA

TODO LO QUE LLEVARE VESTIDO,

Y QUE SEA EL QUE LE ACUSARE.

SE PUSO ESTA LOZA POR LA ARCHICOFRADIA

DEL SANTISSIMO SACRAMENTO DE ESTA

IGLESIA COLEGIAL, AÑO DE 1714.