Error
  • JFTP::connect: Could not connect to host "sevillabypepe.com" on port 21
  • JFTP::connect: Could not connect to host "sevillabypepe.com" on port 21
  • JFTP::connect: Could not connect to host "sevillabypepe.com" on port 21
  • JFTP::connect: Could not connect to host "sevillabypepe.com" on port 21
  • JFTP::connect: Could not connect to host "sevillabypepe.com" on port 21
  • JFTP::connect: Could not connect to host "sevillabypepe.com" on port 21
  • JFTP::connect: Could not connect to host "sevillabypepe.com" on port 21

La Casa de las Sirenas

casa de las sirenas sevilla centro cívico distrito antiguoEn la segunda mitad del siglo XIX, el marqués de Esquivel, Lázaro Fernández de Angulo, ordenó construir un palacio en la zona de Sevilla por la que la “gente bien” de la época solía pasear. Su nombre original no fue la Casa de las Sirenas, sino ‘El Recreo de la Alameda’ y se alzó sobre un terreno de 1.800 metros cuadrados. Sobre esta superficie, se elevó una edificación de estilo francés, con un espacioso jardín y verja de hierro, dos plantas y una buhardilla con mansardas con tejas de pizarra planas.

casa de las sirenas 1959 sevillaEl arquitecto Joaquín Rodríguez Ayarragaray fue el encargado del proyecto, que se inició en 1861 y finalizó en 1864. El edificio contaba con un patio central y jardines afrancesados, aislados del exterior por un muro culminado por motivos románticos. En las rampas laterales que daban acceso a la puerta principal se colocaron dos grandes sirenas de bronce sobre pedestales, y otras menores en las jambas de la portada, que dieron origen al nombre popular de 'La Casa de las Sirenas'. Habia además dos edificios anexos que se usaban de caballerizas o almacén.

casa de las sirenas en ruinas sevillaSeis años después de finalizar la construcción, el marqués de Esquivel vendió la casa. Desde entonces y hasta hace unos años, la Casa de las Sirenas ha tenido diferentes dueños (llegó a ser incluso una casa de citas). En la década de 1980, su estado de abandono fue tal que incluso llegaron a derrumbarse algunos tejados y parte de la fachada. Además, robaron las rejas de la portada principal y las famosas sirenas, que posteriormente fueron localizadas en Castilleja de la Cuesta, en el chalet de un conocido anticuario.

Desde su construcción, la Casa de las Sirenas siempre ha estado rodeada de misterio. A lo largo de los años, distintos habitantes del edificio aseguran haber visto extrañas figuras y haber oído golpes, pasos y murmullos. Los vecinos dicen que en la casa habitaba un fantasma. Al parecer, según explica Pepe Becerra en su blog http://leyendasdesevilla.blogspot.com.es, cuando la acaudalada familia Portilla habitaba allí, uno de sus descendientes podría haber estado confinado dentro de la vivienda hasta el día en que murió. La causa del encierro podría haber sido su condición homosexual, de ahí que hubiera optado por una vida de reclusión en su propia casa, como una especie de penitencia autoimpuesta.

casa de las sirenas sevillaOtra versión afirmaba que el enclaustramiento no había sido voluntario, sino que fueron sus propios familiares los que, temerosos de que el "pecado" de su pariente saliera a la luz pública, lo encerraron. Hay quienes afirman que además lo tenían atado para que no se escapase. No se sabe si su muerte fue natural o provocada, pero todos coinciden en que el supuesto fantasma que habitaba la casa era el suyo.

En 1992 el Ayuntamiento de Sevilla adquirió el inmueble y emprendió su reconstrucción, como una réplica de la original. Actualmente, el edificio es la sede del Centro Cívico del Distrito "Casco Antiguo", y en él se realizan numerosas actividades culturales: conferencias, conciertos, exposiciones, etc. Sin embargo, los actuales guardas de seguridad aseguran seguir percibiendo sucesos extraños, e incluso alguno aseguró haber visto una figura etérea en las caballerizas. Definitivamente, la nueva funcionalidad de la Casa de las Sirenas no ha hecho desaparecer los hechos sin explicación.