El Alcázar y la literatura

((Con motivo de mi aparición en el programa 'El público lee', de Canal Sur 2, os dejo un post dedicado a la relación del Alcázar de Sevilla y la literatura. Aprovecho para insertar los vídeos del programa para quienes no los hayáis visto))

Magnífico es el Alcázar
con que se ilustra Sevilla,
deliciosos sus jardines
su excelsa portada rica

De maderos entallados
en mil labores prolijas,
se levanta el frontispicio
de resaltadas cornisas

Y hay en ellas un letrero
donde, con letras antiguas,
Don Pedro hizo estos palacios
esculpido se divisa.

(El Alcázar de Sevilla. Romance primero. Ángel Saavaedra, Duque de Rivas)

Hay toda una tradición literaria e intelectual en torno al Alcázar de Sevilla. Quizás uno de los lugares más famosos en cuanto a su relación con la literatura es el corral de comedias de la Montería, que estaba ubicado en el Patio del mismo nombre y que fue construido en 1625 por Vermondo Resta. Autores como Cervantes, Tirso de Molina, Calderón de la Barca y Lope de Vega crearon obras para corrales de comedias de este tipo. Las representaciones en el corral del Alcázar cesan en el año 1679, por decisión de la Iglesia. En 1691 el corral desaparece en un incendio.

En el siglo XVIII, Pablo de Olavide reunía en el Patio del Asistente a los eruditos de la época, como Jovellanos, Larumbe o José de Ábalos, para intentar construir una Sevilla ilustrada.

Otro personaje que solía visitar los Reales Alcázares fue José Mª Blanco White, sevillano que tuvo que morir en Liverpool, con ese amor-odio hacia la ciudad, y que en 1825 escribe 'El Alcázar de Sevilla'.

Cecilia Bóhl de Faber, más conocida como Fernán Caballero, escribe una anécdota sobre los baños de María de Padilla. Cuenta que era norma de educación probar el agua donde se bañaban las mujeres. Estando el rey Don Pedro con uno de sus caballeros, éste se resiste a probarla, a lo que el rey dice: "¿Cómo osáis a no probar el agua donde se baña esta dama?". "Mi señor, me temo que si me gusta la salsa, quiera también probar la perdiz", le respondió el caballero. Isabel II donó una casa a la escritora en el Patio Banderas.

En la época de Joaquín Romero Murube, alcaide conservador del Palacio, el Alcázar también fue un punto de encuentro de algunos personajes célebres del momento. Por ejemplo, se dice que Federico García Lorca visita el Alcázar en 1935 y lee por primera vez al público 'Llanto por Ignacio Sánchez Mejías'.

En agosto de 1938, Miguel Hernández se encuentra en el Alcázar junto a Romero Murube. Ante la inminente visita de Franco, el alcaide viste al poeta de jardinero para esconderlo. Según Eva Díaz Pérez, autora del libro 'Sevilla, un retrato literario', el dictador llegó a cruzarse con el autor de las 'El rayo que no cesa', sin reconocerlo. Poco tiempo después, Miguel Hernández sería apresado en Portugal.

Pero si hubiera que destacar a un poeta que habitara este lugar fue el rey Al-Mutamid, uno de los poetas andalusíes más importantes. En este Alcázar, vivió, disfrutó del amor y de los placeres, y también escribió. Posteriormente, marchó al exilio. Toda esa voluptuosidad y todo ese exotismo que tantos turistas buscan entre los muros del Alcázar, los dejó escritos Al-Mutamid en poemas como 'La amada':

¡Oh mi elegida entre todos los seres humanos!

¡Oh Estrella! ¡Oh luna!

¡Oh rama cuando camina,

oh gacela cuando mira!

¡Oh aliento del jardín, cuando

le agita la brisa de la aurora!

¡Oh dueña de una mirada lánguida,

que me encadena!

¿Cuándo me curaré? ¡Por ti daría la vista y el oído!

Tu frescor aliviaría

la oscuridad de mi corazón

'Jardín antiguo' es el título de uno de los poemas mas hermosos que se ha escrito inspirado en los jardines del Alcázar. Lo escribió el poeta sevillano Luis Cernuda:

Ir de nuevo al jardín cerrado,
que tras los arcos de la tapia,
entre magnolios, limoneros,
guarda el encanto de las aguas.

Oír de nuevo en el silencio,
vivo de trinos y de hojas,
el susurro tibio del aire
donde las almas viejas flotan.

Ver otra vez el cielo hondo
A lo lejos, la torre esbelta
Tal flor de luz sobre las palmas:
Las cosas todas siempre bellas.

Sentir otra vez, como entonces,
la espina aguda del deseo,
mientras la juventud pasada
vuelve. Sueño de un dios sin tiempo.

Puedes volver a disfrutar de este paseo si llamas a Pepe para que te muestre los secretos del Alcázar de Sevilla, uno de los edicios más emblemáticos de la capital hispalense.

Comentarios   

 
+1 # Candela 08-01-2014 19:09
Aquí os dejo nuestra visión de este bello lugar http://bit.ly/12jJppC :lol:
Responder | Responder con una citación | Citar
 

Escribir un comentario

Condiciones de los Comentarios

No se permiten comentarios ofensivos, los insultos, las críticas destructivas, con pocos o nulos argumentos, y los ataques personales. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o 'spam'. Se agradece un correcto uso de la ortografía (con todas sus letras y signos de puntuación si puede ser, por favor) y de las mayúsculas (en Internet escribir con mayúsculas equivale a GRITAR).

Eliminación de Comentarios

El autor del sitio se reserva el derecho de eliminar o modificar (si fuese el caso se dejaría una nota en el comentario haciendo saber que se ha modificado) cualquier comentario:


* Sexista, racista, homófobo o discriminatorio, según lo establecido por las leyes españolas.
* Insultante o difamatorio para cualquier persona o minoría.
* Con 'spam' o publicidad.
* No relacionado con el contenido del artículo.
* Con intención de crear discordia (trolls).
* Cualquier comentario que el autor del blog considere pertinente por su contenido así como la forma.


En el caso de que alguien incumpla estas condiciones reiteradamente podría llevar a vetarlo en los comentarios.


Código de seguridad
Refescar